OASIS EN LA ARENA MONTERREY

Alma Ruiz Aka La Almilla

Por:Alma Ruiz Aka La Almilla

Oasis se presentó por primera vez en Monterrey en el evento masivo más esperado del año en nuestra ciudad, congregando a una audiencia de alrededor de 17 mil espectadores con el boletaje comprado hace meses, el cual se agotó en cuestión de días; en una Arena Monterrey llena en su totalidad ante la cual la agrupación icono del movimiento britpop que tuvo su auge en los años 90 presentó parte de su nuevo material lanzado en octubre del presente año, Dig Out Your Soul, así como también clásicos en su discografía en vivo la noche del viernes 29 de noviembre, culminando su paso por la república mexicana. Con una producción “nada espectacular”, solo lo básico de luces y pantallas, simplemente siendo el quinteto, principalmente los hermanos, Liam y Noel Gallagher la atracción de la noche.

Alma Ruiz A.K.A. La Almilla

EL DIA MÁS ESPERADO

El sábado 29 de noviembre, era el día esperado para muchas personas que ansiábamos poder presenciar la actuación de Oasis por primera vez en Monterrey. Sí, media multitud no se había aguantado las ganas y ya habían estado en alguna gira de la banda en la capital o en ciudades del extranjero, pero definitivamente, no hay como verlos en tu casa. .

Alma Ruiz Aka La Almilla

Por: Alma Ruiz Aka La Almilla

EL RUMOR

Había el rumor de gente ya estaba esperando desde el jueves el acceso a las instalaciones de la Arena Monterrey. Nosotros llegamos alrededor de las 12 del mediodía el día del concierto y se nos hizo mención de lo que parecía una buena organización llevada a cabo por los que arribaron primero al lugar, ésta consistía en anotarse en una lista, tanto tú como tus “relevos” (si tenías) y se te asignaba un número según como fueras llegando al lugar, el cuál se registraba con tu nombre en dicha lista y con un marcador en el brazo, como mencioné antes, “parecía una buena forma”, más que todo para conservar tu lugar en la fila, porque una vez en el evento, era bien sabido que imperaría la ley del más fuerte pero en fin. El clima era apto y casi perfecto para esperar un evento de esta magnitud, sabíamos que serían horas de hacer fila, pero al menos el sol no pegaba de manera que fuera insoportable, quizás para las 15 ó 16 hrs. de la tarde fue cuando se sintió un poco más, pero de ahí no pasó. La fila era pintoresca, se podía ver a gente con sus sombrillas, bolsas para dormir y un buen de ellos con algún artículo de Oasis por supuesto; y no podían faltar los vendedores de souvenirs piratas. Conforme se acercaba la noche se comenzaron a hacer presentes las vendimias de más souvenires piratas y de comida.

Alma Ruiz Aka La Almilla

Por: Alma Ruiz Aka La Almilla

¡TODOS A CORRER!

Después de horas de espera, por fin llegaron las 19 horas, que era el tiempo en que se había dicho que se abriría el acceso y entonces comenzamos todos a caminar en una fila muy ordenada y pasamos por el chequeo, el cuál fue muy rápido y como comúnmente diríamos: “hecho al vapor”, después entregamos los tickets y fue entonces cuando, ahora sí, ¡todos a correr! Y así cada quién fue tomando su lugar en la cancha. .

THE SECRETS MACHINES

Alrededor de las 20:30 hrs, hizo su aparición en el escenario la banda neoyorquina The Secret Machines, quienes fueron los teloneros y encontraron en el público presente a esa hora un buen recibimiento (nunca he entendido por qué, por lo regular a las bandas abridoras extranjeras se les trata mejor que las nacionales, pero en fin… Malinchismo, hay qué acabar con eso y apoyar lo hecho en México). The Secret Mechines interpretaron 5 temas: “Lighting blue eyes”, “Atomic hells”, “Nowhere again” y la última fue “Last believer”; y la cuarta rola que tocaron, la dedicaron a la gente de Monterrey y dicha rola fue “Quisiera ser alcohol” de la banda mexicana Caifanes con la cual obtuvieron la atención de la multitud. Se retiraron del escenario también con una cálida despedida.

liam-gallagher

EL INICIO DEL CONCIERTO DE OASIS SIN PRESENTACIÓN

Y continuaba entonces lo más esperado de la noche, porque de un momento a otro haría su aparición al fin… Oasis. Había música de fondo y ya solo era cuestión de esperar el tradicional “Black Out” para gritar frenéticamente, sin embargo, quizás entre las 21:30 y las 21:40, terminó una de las rolas de fondo y comenzó a sonar una voz con acento británico grabada y muchos nos mostrábamos incrédulos ante la idea de que se tratara del inicio del concierto hasta que el clásico remate de batería esclareció todas nuestras dudas, ¡sí! se trataba de “Fuckin’ in the Bushes”, y entonces, vino ahora sí, el Black Out, el comienzo de la producción de luces y la euforia del público regiomontano, la cual llegó a su punto máximo en la mitad de la canción con el arribo del quinteto inglés al escenario de la Arena y entonces sin presentación, solo ligaron “Rock ‘n’ Roll Star” desatando la algarabía total de la gente, para seguir después con la interpretación de “Lyla” y así hacer una pequeña pausa para hacer una sencillísima presentación del más reciente sencillo de su nuevo disco Dig out your Soul: “The Shock Of The Lightning”. .

liam-pinta-dedo

La típica arrogancia y poca comunicación con el público

Los de Manchester siguieron con el concierto que duró aproximadamente una hora y media, interpretando cada canción casi seguida de la otra, hubo muy pocas pausas y muy poca conexión con el público (algo un tanto normal en oasis), la cuál no fue necesaria puesto que la audiencia se mantuvo más eufórica que expectante entregándose en todo momento a un Liam Gallagher que hacía sus ya bien conocidas muestras de arrogancia haciendo señas obscenas al público, tirando con su zapato algunos regalos que la gente le lanzaba, regalando su clásico pandero en la primera canción y cada que volvía a escena después de retirarse del escenario cada vez que le tocaba a su hermano el turno para ser la voz principal; así como también a un Noel Gallagher que hacía gala de su talento en la guitarra, que no hizo mucho aspaviento haciendo numerosos cambios de instrumento, ya que solo hizo 3 cambios.

Los nuevos integrantes

Fueron presentados los dos nuevos integrantes de Oasis: Chris Sharrock, en la batería, quien fuera baterista de la banda de Robbie Williams que se unió a Oasis después de un problema que tuvo Noel (con quién no tiene problemas él) con el anterior baterista, Zak Starkey; así como también al nuevo tecladista (no recuerdo su nombre), quienes hasta el momento, solo los acompañan en la gira; ni Gem Archer (guitarra) ni Andy Bell (bajo), quienes acompañan a los hermanos Gallagher (ya únicos miembros originales de Oasis) desde 1999, así como tampoco los mismos Gallagher fueron presentados, cosa que es costumbre con la anteriormente mencionada, casi nula conexión con el público.

liam-gallagher-3.

El transcurso de los temas

Así fueron interpretando temas entrañables como “Cigarettes & Alcohol”, “The Masterplan”, “Slide Away” y “Morning Glory” (una de las que más prendió la noche): y también temas ya un poco más recientes, en su mayoría de su nuevo disco como: “The Meaning of Soul”, “To be where there’s life”, “Waiting for the rapture”, “Ain’t got nothing”, “The Importance of being idle”, “I’m Outta Time” (2do sencillo de Dig Out Your Soul y una de las nuevas más coreadas) y “Falling Down”. Sin embargo nada fue pretexto para que los regios no coreáramos una sola de las canciones interpretadas por Oasis esa noche. .

noel-gallagher-2-large

Los Morbosos

Al terminar la interpretación de la antes mencionada “I’m Outta Time” vino la rola, quizás más esperada y coreada de la noche, la más comercial y que ni una sola alma calló… Así es, adivinaron: “Wonderwall” la cuál dio gusto a todos los presentes y desquitó la compra del boleto de aquellos que solo fueron por el morbo de ver a otra leyenda en Monterrey, que sé que los hubo.

noel-gallagher-large

Se aproximaba el fin del concierto

Después vino otro clásico, “Supersonic” y así, Liam dejó el escenario para que Noel interpretara otra de las entrañables e inolvidables de la noche: “Don’t look back in anger” en una versión acústica. Posteriormente vino Falling down, de lo más nuevo de Oasis y después simple y sencillamente Liam se acercó al micrófono para decir la frase – This is Champagne Supernova (Ésta es Champagne Supernova)- y entonces comenzó la última rola del (What’s the Story?) Morning Glory, la cuál denotaba para todos los que no nos habíamos aguantado las ganas y vimos el set list, que la cosa ya estaba por terminar y así fue, la penúltima rola fue ligada con la última que fue el cover que vienen tocando desde 1994 de la rola “I am the Walrus”, perteneciente a The Beatles (quizás la principal influencia de Oasis) y al inicio de dicha rola, se pudo escuchar a Liam decir – This is the last one (ésta es la última) – al final en el outro de la canción se podía escuchar algún fragmento de “Helter Skelter” de la misma agrupación, pero no pasó a mayores.

liam-gallagher-2

¡Una retirada totalmente indiferente!

Fue entonces cuando ante los gritos de los presentes, las ganas de más y las clásicas peticiones de canciones clásicas, que en este caso la más pedida fue “Live Forever”; los ingleses simplemente ¡hicieron una retirada totalmente indiferente!, siendo Noel el último en abandonar el escenario por estar manipulando efectos con sus pedales de guitarra y posteriormente se acercó al micrófono y solo agradeció a la gente y salió para culminar el tan esperado concierto ante un público agotado, pero muy satisfecho y contento con la actuación de la banda icono del britpop, esperando que puedan hacer el viaje más seguido por acá.

.

Por: Miguel Espejo

Fotos: Miguel Espejo, Alma Ruiz

.

Anuncios

3 comentarios el “OASIS EN LA ARENA MONTERREY

  1. the secret machines son de austin, texas de hecho su baterista es regiomontano
    y tocan muy chido, cuando le abrieron a U2 la gente ignorante abucheandolos sin saber que es una excelente banda y además admirada por el mismisimo david bowie y otros grandes

  2. La gente fué a ver a Oasis en Monterrey, no a “The secret machines”, y a mí en particular no me gustó en lo absoluto. Nunca había escuchado de ellos, y mucho menos me gusto la batería.

    Y eso no quiere decir que la gente sea ignorante, todos queríamos ver a Oasis y disfrutar de su primer visita a Monterrey.

    El concierto estuvo espectacular, pero nunca falta el idiota que quiso lanzarle un vaso a Liam Gallagher, si lo hubieran golpeado allí hubiera terminado el show…

    La más coreada como lo comentan, Wonderwall y Outta Time no se quedó atrás…

    Me hubiera encantado Live Forever, pero bueno, espero para la próxima!

    Saludos y excelente reseña 🙂

  3. fue un exoeriencia unica… the secrets machine sonaba bien pero en lo personal ubiera preferido mil veses otro tipo de bandas kmo sterephonics o q algun grupo britanico trageran ellos en la gira….
    no me gusto la banda q abrio para nadaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s