PUNTO DE FUGA: La magia de Elvis

.


Si Elvis Presley estuviera vivo, éste mes habría cumplido 77 años.

No por nada siempre será “El Rey” y es que Elvis Presley marcó la diferencia en tantos géneros diferentes, que es imposible no corear sus canciones y mover los pies al ritmo de Hound Dog o Jailhouse Rock.

Sin importar gustos o edades, el encanto de su  voz tan característica, su peinado y su reconocido movimiento de caderas son universales.

Nadie como Elvis para cantar rockabilly,  enloquecer mujeres con su sensual forma de interpretar Heartbreak Hotel y  lograr esas baladas con un toque sentimental que sólo él podía aportar ¿Cómo no emocionarte con Suspicious minds, Love me tender y Always on my mind o derretirte con su entrañable versión de  Can´t help falling in love.

De Elvis se ha hablado y se seguirá hablando hasta el cansancio. Y es que una carrera tan llena de éxito y polémica no es fácil de igualar. Su matrimonio fallido con Priscilla Presley, el abuso de substancias y la controversia alrededor de su muerte son suficientes para seguir manteniendo su memoria.

De hecho, hay quienes afirman que Elvis Presley no murió en 1977 de un paro cardiaco a consecuencia de sus excesos, como es sabido; sino que fingió su muerte, cambió su identidad y voló a argentina para disfrutar de una nueva vida en el anonimato.

Durante todos estos años, numerosas personas han asegurado haber visto a Elvis vivito y coleando en más de una ocasión: Algunos dicen que lo vieron presentándose como un cantante enmascarado bajo el seudónimo de Orion, otros juran haberlo visto tomando clases de Belly Dance,  comprando zapatos en Inglaterra o visitando algún restaurante de comida rápida para alimentar la abultada barriga que lo acompañó en sus últimos días.

Dejando de lado las teorías de la conspiración, lo que sí es muy cierto es que después de ser un personaje tan emblemático y con tanto legado, al  menos su recuerdo sigue vivo.

.

Por Angélica Escobedo

@lccangelica

Anuncios