PUNTO DE FUGA: Madonna y los años

.

Este fin de semana fue de testosterona y Super bowl… así que después de mirar con cara confusa a la pantalla, escuchar los gritos de alegría o frustración y despachar una cantidad bastante considerable de cerveza, por fin llegó el momento del esperado medio tiempo y su tradicional espectáculo musical.

Se había hablando bastante de que Madonna sería la estrella del evento, pero no contaban con que una rapera casi veinte años menor le robaría los reflectores. La británica M.I.A. aprovechó la audiencia para llamar la atención muy al estilo de Janet Jackson hace algunos años,  mostrando su dedo medio en plena presentación y profiriendo a medias una maldición.

Pero, dejando de lado los intentos de obtener publicidad gratuita a través de una organización tan puritana y familiar como la NFL, lo que más sorprende es lo estupenda que se conserva Madonna a sus más de 50 años.

Con una cara bastante rejuvenecida y un cuerpazo que muchas envidiamos (no importa que sea o no producto de cirugías a granel) salió al centro del campo vestida como una imponente emperatriz romana que bailó y brincó cual veinteañera por todo el escenario con una destreza que me hizo recordar que tengo la agilidad de un pan tostado.

El dueto con LMFAO y la coreografía le salieron estupendos, dejando en claro que mi  miedo a que se le zafara un hueso en medio de tanto movimiento era totalmente infundado.

Pero cuando cantó “Like a Prayer” acompañada de un grupo de góspel y me sorprendí emocionada tarareándola en mi cabeza, me di cuenta de que  cada día envejezco y Madonna sigue divina… Así que hoy estoy por empezar un régimen de yoga, comida saludable y sobre todo, bailarines sexys.

.

Por Angélica Escobedo
@lccangelica 
Foto Madonna: Cortesía Periódico El Universal
Foto Mia: Cortesía Periódico Excelsior

Anuncios