CALECTIVO A: César Jair Hernández – Pintor

Reflexionando sobre el arte en mi vida

Podría tomar la forma de los oradores y hablar en tercera persona acerca de esta reflexión, sin embargo a diferencia de cualquier obra plástica con la que aspiro a un lenguaje de emotividad universal, este texto debe ser de enfoque personal. Pues pensar en hablar de la experiencia del arte en un enfoque global, no sería algo real al carecer de estadísticas o información en la cual pudiera basar esta idea.

En la época donde solo dibujaba por dibujar, cuando pintaba solo por pintar, y pasaba el rato solo por pasar, puedo confesar que estaba contento casi rayando en los principios de una felicidad con mis trazos y los admiradores que estos ya me creaban, sin embargo ese casi se volvió un abismo, cuando en un momento quien sabe cuándo y sobre todo quien sabe por qué, frente a mí se atravesó una “cosa”, pues en ese momento no supe cómo llamarlo, fue algo así como cuando tienes las ideas en nudos en tu cabeza, o las palabras más claras u obvias no salen de tu boca para decir lo que quieres, tomó  el control de mi desesperación y de muy adentro de mi empezó a salir algo que eran esas ideas que exactamente  pensaba y sin hablar eran esas palabras que buscaba; pero eran imágenes.

No lo sé, a lo mejor y a partir de ahí me hice un tanto amargado y celoso con aquellos que de manera pavorosa se autonombran artistas y solo crean sin conciencia y no pretenden decir algo con pinceles o lápices en sus manos, pues a partir de ese momento no e dejado de pensar y sentir que en esto que identifique por arte podría encontrar, más palabras que si hablo, mas textos que si escribo, me inmiscuí en un lugar donde la salida y la libertad no está afuera; si no irónicamente se encuentra por dentro de mí, aun y cuando todo lo que trazo, pinto o esculpo es lo que percibo de mis ojos hacia enfrente, y que sin excepción alguna todo pasa por dentro de mis pensamientos ideas y sentimientos.

Ahora debo decir con orgullo y humildad que si es cierto aun no puedo nombrarme artista, puedo decir que soy un trabajador del arte, y que aunque la frustración, el coraje o la falta de claridad se vuelven sentimientos bastante cotidianos, al final de eso cuando doy el último toque a mi obra, puedo afirmar sin miedo alguno que soy un ser completo, que en las masas de plastilina o barro, en los lienzos o papeles en blanco y con los lápices en mis manos me reinvento y que con ello soy un ser feliz.

Colectivo A
César Jair Hernández
Pintor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s