LILA DOWNS: MUSICA, FOLKLORE Y ENCANTO

Con motivo del cierre de los festejos por El Centenario de la Revolución, la cantante ofrece una velada inolvidable en la Explanada Santa Lucia.

“Estamos ansiosos de compartir esta noche con ustedes, de compartir esta ofrenda musical, vamos a cantarle a esas mujeres valiosas del norte.” Con estas palabras, inicia Lila su presentación que se llevó a cabo el pasado domingo 23 de noviembre, cuyo motivo fue el cerrar con broche de oro los festejos por el Centenario de la Revolución y el cual fue realizado en la Explanada del Museo de Historia Mexicana.

Una noche cálida y agradable, ideal para que la música, el folklore, la tradición y sobre todo ese encanto tan especial que posee Lila fueran la atracción principal, logrando una actuación cargada de ritmo y misticismo propios de la cantante. Una vez más, fuimos afortunados de presenciar el derroche de talento que surge en cada uno de los temas interpretados a lo largo de la velada, esa sensualidad que la caracteriza aunado a una fusión de diferentes estilos musicales para los cuales es capaz de afrontar con una exquisita naturalidad.

Canto indio mixteca, boleros, la ranchera, corridos, hasta el jazz y blues se destacan en cada una de las melodías que se regalaron al público, y que mejor forma de comenzar que con “Black Magic Woman” provocando la inmediata ovación de quienes nos encontrábamos presentes, para continuar con “Agua de Rosas” y el son Jarocho “La Iguana” que desde un comienzo fue solicitada por algunos fans.

“Ya empiezan las complacencias” dice una sonriente Lila al escuchar las peticiones. Fue también una noche de estreno, ya que decidió compartir con nosotros “Tres Metros” tema el cual se incluirá en su próximo disco. Y así a lo largo de la noche su voz se lució a todo esplendor al cantarnos “La Martiniana”, “ Justicia” ,” Cucurrucucú Paloma” y “La Llorona” . “Esta canción es muy especial para nosotros” comentó para dar inicio a “Paloma Negra” acompañándose musicalmente por una guitarra, y así continuar con “La Cumbia del Mole” “Arenita Azul” y “ concluir” con “Perro Negro” despidiéndose así del público, pero por supuesto que no nos retiramos de la explanada y pedimos otra canción, para lo que Lila y sus excelentes músicos incluyendo a su esposo, el clarinetista Paul Cohen, regresaron para complacernos con “Naila” y “El Corrido de Tacha, la teibolera” dando así por concluido el evento.

No cabe duda que presenciar un concierto de Lila Downs es deleite musical y visual, en donde resurgen nuestras raíces mexicanas a través de ritmo, alegría, colores y tradición.

Por: Marcela Guerra

Fotos: Gustavo “La Llorona” Torres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s