ANDRES CALAMARO: ON THE ROCK EN MONTERREY

5 NOV, AUDITORIO BANAMEX 

La primera vez que escuché a Andrés Calamaro fue hace más de 10 años (creo)

Aún no existía la tecnología digital, entonces me compré un casette del disco “Alta Suciedad” (editado originalmente en 1997), La cinta me abrió los oídos (y yo que siempre he sido un melómano), necesitaba nuevos ídolos, estaba un poco harto de Joaquines Sabinas y Fitos Páez, entonces descubrí al Salmón. Hasta el día de hoy (para mi) ese disco es el mejor álbum grabado en la carrera de Andrés, aunque No puedo negar que ha editado magníficos discos posteriores, ya que al parecer este personaje no puede parar de escribir, componer y grabar canciones, ya sea como solista o en diversas colaboraciones. Aquel cassete en cuestión lo presté a algún amigo y nunca más regresó, luego lo volví a comprar (ahora ya en formato cd) y así comenzó mi afición preferida.

Esta noche Andrés regresaba a la ciudad, como siempre y con toda la expectación generada, se desató la locura de los fans que lo esperaban con los brazos abiertos y totalmente entregados,

Como parte de la gira ON THE ROCK!  y aunque ésta vez el Auditorio Banamex (nuevo aforo para espectáculos) y visiblemente mejor adaptado para este tipo de eventos, no lució abarrotado, si pudimos comprobar que Andrés y su banda vinieron a entregarse y a reencontrarse con sus fans. A diferencia de su presentación el año pasado en el Auditorio Luis Elizondo con un aforo de capacidad mucho más reducida, y en donde se llenó por completo de seguidores de hueso de verdad.

Esta vez, un escenario más bien austero, unas luces al fondo y tres pantallas donde se podía seguir cada movimiento del artista y su banda o recrear los temas con parte de los videoclips e imágenes dispuestas para la ocasión.

Los primeros acordes que se escucharon en punto de las 20:40 hrs. fueron los stonianos “Jumping jack flash” como advirtiendo que aquella sería una noche de Rocknroll!

Enlazando el ultimo acorde con los de “El Salmón”, inmediatamente se notó la potente maquinaria de una banda que viene girando por toda América, atrayendo cada vez más adeptos a la doctrina salmoniana.

El concierto estaba programado para contener 25 temas en 2 horas, pero al tercer tema el argentino ya se salía de guión para improvisar con el tema “El Rey” del maestro José Alfredo Jiménez, en un claro guiño a la música mexicana y dejando claro que para Andrés los géneros están para disfrutar y disfrutarse, esa noche se escuchó, rock, pop, cumbia, pero sobre todo Rocknroll!

Inmediatamente después el músico argentino arrancaba un tema al pasado, y así recordando a Los Rodríguez, entonaba “Mi enfermedad”, y casi como si se tratara de un himno del corazón, el auditorio caía rendido a sus pies con fuertes ovaciones, aplausos y gritos.

La banda continuaba alternando temas de varios de sus discos, sonaron “Los Divinos”, “Carnaval de Brasil”, “Revolución turra”, “3 marías”, “Mil horas”(donde aprovechó para agradecer por todas las versiones que se han grabado en México de este tema). “Comida china”, “Tuyo siempre”, “El perro” “Paloma”, “Sin documentos”, “Out put-input”, pero el calamar quería dar más, y el escenario estaba dispuesto,  así cada vez que podía se escapaba del set list y regalaba al auditorio probaditas de Bob Marley o Led Zeppelin, en pequeños jams rockeros que aprovechaba como puentes entre una canción y otra.

No faltó la bandera mexicana que ondeo en el escenario para agradecer una vez más al publico, ovacionar  y presentar con respeto a cada uno de sus músicos e interpretar  el tema “Te solté la rienda”(otro tema de José Alfredo Jiménez)y el cual viene incluido en su último disco “On the rock”. 

Otro de los momentos más emotivos de la noche, fue al interpretar el tema “Los Chicos” en el cual Andrés habla de los grandes amigos y personalidades que se han adelantado en el camino, así mientras sonaba el tema, en la pantalla de fondo se iban sucediendo retratos a blanco y negro del Che Guevara, Frida Kahlo, Martín Guille, Julian Infante (ex Rodríguez), Pappo Napolitano, Miguel Abuelo, Frank Zappa, Daniel Zamora (ex Rodríguez), Carlos Gardel y otros mas que no pudimos reconocer. 

Con tantos temas que el artista ha escrito(mas de 400) muchos se quedan fuera debido al standard de 2 horas que se pactan en las salas de conciertos. Aún así y ya en la recta final sonó “Te quiero igual”, “El Perro”, y “Paloma”, pero el publico quería más, así es que Andrés regresó para darnos más veneno del bueno (primer bis) ahi estaban, “Estadio Azteca”, “Crímenes perfectos” y “Flaca”. Andrés se despide y se encienden las luces del recinto, el público corea su nombre como si estuvieran en el estadio(azteca?), y entonces la banda regresa (en un segundo bis), para cerrar definitivamente con los temas “Alta Suciedad” y “El Canal 69” (“Los Rodríguez” otra vez), 

Lo dicho Andrés venía con demasiada hambre y era el público quien lo alimentaba.

Una noche para recordar.

Por: Felipe Salazar

Fotografia: Gustavo “Calamardo” Torres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s