HOLY FUCK Y FOBIA

14 de Noviembre del 2009

9:45 pm

El restaurante Palestino Libanés en San Pedro Garza García fue el marco perfecto donde Modelo Light organizó un concierto con un elenco muy original: Holy Fuck (Canadá) y Fobia (México). La mayoría de los invitados ya hacían una larga fila esperando se abrieran las puertas para poder entrar al área donde se llevaría a cabo el concierto.

Las puertas del lugar se abrieron alrededor de las 10:00 p.m.  En el momento en que el público empezó a entrar, los  rostros se transformaban del ansía al entusiasmo; los asistentes sabíamos de antemano cuál sería el resultado final del evento. El salón destinado para el concierto, decorado en tonos azules, hacía sentir la presencia del patrocinador.

 Una hora más tarde aparecieron los canadienses Holy Fuck, banda conformada en su alineación por Brian Borcherdt (sintetizador), Graham Walsh (sintetizador) Matt “Punchy” McQuaid (bajo), Matt Schulz (batería) quienes interpretan música electrónica con matices industriales, experimentales con una combinación de batería, bajo, mientras que Brian y Graham manipulan cualquier cantidad de sintetizadores y procesadores de efectos incluyendo otros aparatos que no son precisamente instrumentos musicales entre los que destacan teclados de juguete y una sincronizadora de cinta de película de 35 mm utilizada originalmente en la edición de filmaciones con los cuales se producen sonidos muy originales al ser combinados con otro tipo de efectos.

Algo interesante de esta banda es que a pesar de su género no incluyen como parte de su equipo el uso de laptops ni samplers con música programada. La banda tocó alrededor de 50 minutos durante los cuales se ganaron la aceptación del público regio que se prendió bastante bien y aplaudieron cada una de sus interpretaciones y les brindaron una ovación al final, que al parecer también al cuarteto dejó muy satisfecho. Banda de pocas palabras, pero mucho sonido ya que sólo se limitaron a tocar sus canciones y a mitad de su número un simple “Gracias, Thank you” fue su interacción directa con el público.

Poco después de las 12:00 a.m. se preparaba el escenario para lo que sería la presentación de Fobia, acomodando el equipo necesario y haciendo las pruebas de sonido pertinentes. Para este momento el ambiente era ya de ansiedad entre la multitud que se notaba aún mucho más entusiasmada que al principio, obvio, faltaban escasos minutos para que apareciera Fobia a deleitarnos con su música.

Poco después de las 12:30 a.m. apareció el quinteto conformado por Javier “El Cha!“ Ramírez (bajo), Jay De la Cueva (batería y guitarra electroacústica), Iñaki Vázquez (teclados), Paco Huidobro (guitarra líder) y Leonardo De Lozanne (Voz y guitarra rítmica) con un recibimiento entre aplausos, ovaciones y gritos de emoción al escuchar el inicio de “No eres Yo” melodía de su más reciente disco de estudio Rosa Venus, pero más aún se dejó escuchar el público con los primeros acordes de la segunda selección: “Revolución sin manos”,  primer sencillo de su disco titulado “Amor Chiquito” lanzado en 1995 y la velada apenas comenzaba.

Durante todo el concierto el público no paró de corear cada una de las canciones que interpretaron, pero en las que más se notó el entusiasmo por parte de los asistentes fue en las legendarias “Camila”, “Hipnotízame”, “Vivo”, “Veneno vil”, “Regresame a Júpiter” y aún más al final después de un breve encore del cual regresaron para tocar 3 melodías más, entre estas, “El diablo” y “El microbito” con la cual cerraron su presentación mientras el público a gritos pedía ese tema para lo cual, Leonardo preguntaba: “Muchachos estan seguros? Neta? No se saben otra mejor? Sólo porque son ustedes de poca madre… pero no le cuenten a nadie, sólo aquí, esta noche por hoy porque son ustedes muy chingones. Que quede aquí entre nosotros…” Para sumar alrededor de 17 canciones y aproximadamente una hora y media de música sin parar. Un concierto excelente en el que personalmente sólo extrañé “El crucifijo” canción alguna vez censurada por algunos grupos religiosos en esta ciudad debido, según ellos, al contenido de su letra la cuál vieron en algún momento como una blasfemia por la manera en la que se hace referencia al símbolo de la cruz en la misma.

Se escuchan los rumores que ésta sería la última presentación de Fobia en Monterrey, sin embargo quienes admiramos a la banda no perdemos la esperanza de algún día poderlos escuchar nuevamente en vivo y con material nuevo.

A pesar de parecer una combinación muy extraña de grupos (Holy Fuck y Fobia) por su origen y género, el resultado final, fue un concierto con excelente sonido y calidad musical de inicio a fin. Ojalá que se sigan haciendo más eventos de este tipo en el que podamos admirar propuestas nuevas y diferentes (nacionales o extranjeras) junto a grupos ya consolidados.

Reseña y fotos por: Tomas Armendaris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s